Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Tengo cola de zorra, ¿luego lo soy?

Imagen
Desde pequeña siento la necesidad de al encontrarme en el monte, lanzarme hacia la cima de forma caótica para ciertas miradas. En mi caso corresponde al imperativo de atravesar la cotolla, o el tojo, o los matos con pinchos que en otoño se ponen tan hermosos, con colores rojizos y ocres. Me atrae el rasguño que ello provoca en mi piel y por ello no entiendo eso de llevar pantalón largo al monte. Me gusta que luego me escueza y lamerme las heridas después de haberme atrevido y darme ese gusto. Además, cuando hago eso me sale cola. No sé si de zorra o de loba, depende, pero una cola hermosa que me hace estar en equilibrio, más alerta y segura de mí misma. Quizás sea por ello lo de mi afición a la cotolla, no sé. El otro día me sorprendí mirándome en el cristal enorme de un edificio y viendo mi cola en plena ciudad. Ciudad con árboles pero ciudad, y árboles planificados casi en su mayoría. Pues nada, que por un momento pienso si me la verá el resto de la gente pero mi razón me dice que n…

Maten ya al hombre libre, ¿qué será de nuestro mundo con un hombre así?

Imagen
Se me ha pedido el original de “Chamada Geral” de Mário-Henrique Leiria, que interpreté a mi manera para el desparrame de psicogénesis explosiva que tuve, y como no lo he encontrado en español, he preparado una traducción que espero sea esclarecedora. Aprecio mucho el talento del autor y sus “Contos do Gin-Tonic” y me alegra poder compartirlo con quien no lo conozca. Me atrae especialmente la evolución de la historia, el encrespamiento del mensaje y el cambio en la actitud de la mensajera. Me gustan las historias que nos sorprenden y nos dan que pensar, pero si añadimos a ello un toque surrealista y humorístico por el medio, ¡genial!. Ésta es mi versión: Atención, hay una mujer libre suelta, atención puede ser peligrosa, no piensa demasiado lo que hace, se guía por un corazón de cartón y un símbolo de infinito, atención busquen a esa mujer, puede ser muy peligrosa. Tiene dos manos, dos pies y a veces sonríe insistentemente. Atención, le gustan los cacahuetes, atención repito le gustan los…

El caminito continúa: lo que tiene acercarse al lado extraño de la vida

Imagen
El día después, el siguiente y al otro, estuve muy cansada, como supongo que está Indiana Jones después de una de esas carreras con una piedra enorme que le persigue, o como cuando te despiertas y has estado corriendo con una bestia detrás e inevitablemente te duelen las piernas y el corazón todavía te palpita rápido. Y claro, es que controlar esa voz para compaginarla con la vida cotidiana es la clave de la cordura. Total, que me sumerjo en la búsqueda de una llave que me permita abrir y cerrarle la boca, para que no ocupe el espacio del señor oscuro ese que me mina y vuelta a empezar. Una noche sueño que me trago una llave, dentro de un contexto que no viene mucho al cuento del valor con el que la identifico, pero eso me da una pista. ¡Ya sé donde está!. De nuevo a sumergirse en una para encontrarla y buceando, en lugares regidos por el agua y las estrellas la encuentro, detrás de una cascada cristalina. No le doy demasiada importancia a si esa es o no la llave y la cojo. Entiendo y …

Saliendo de mí

Imagen
De cualquier parte del fondo de mi cuerpo, como si de repente mis órganos estuviesen emitiendo armoniosos ecos, emerge la música que momentos antes había silenciado. Estoy oyéndome, estoy oyéndome, murmuré para mí misma.
Sintiendo un rayo de sol a través del cristal calentándome la cara, sonrío. Respiro hondo, me apoyo hacia atrás en la silla. Percibiendo el oxígeno entrar, parece que me quema, me duele el aire. Agarro un bolígrafo y rascando sobre el cenicero, dibujo, a través del polvo, una serie de trazos que asemejan un corazón, un corazón que no palpita.
Estoy en proceso de mostrarme, de salir de mi rincón. Quiero ser valiente, soltarme la melena y enfrentarme al miedo que me paraliza. Me gustaría contar mi viaje desde dentro hacia el exterior, mi salida. Mi guía ha sido el terror y mi currículo, el oculto. Desde el minuto uno ha sido doloroso y tremendamente inspirador. Este viaje me llevó a un escenario donde el pasado 14 de abril de 2014 invoqué al miedo, para plantarle cara y p…