Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Fame / Hambre

Imagen
Tengo hambre de mares
y grises
Sed de montañas Deseo de cascotes verdes rotos de somieres en descampados y bañeras en verdes prados Pero como decía la otra: Fame que espera fartura nun ye fame


Sobre la locura LOCATIS

Imagen
Ojos muy abiertos que no ven nada Cuerpo inmóvil lejos, muy lejos
La de veces que me han llamado loca pero bien ¿eh? y también mal y regular
Desde un lugar que no se entiende pero para mí es lleno de significado
Parpadeo Respiro Vuelta a casa

Gracias Diana por tus dibujos y todo lo demás
Dedicado a mi abuela Belarmina

Al encuentro de los otros: con Patxi, Juanakis e Isa

Cuando me junto con otras personas para compartir desde la libertad siempre me pasan cosas maravillosas. El otro día, estaba de bastante mal humor. Podría exponer una serie de razones pero la fundamental es que estaba de mal humor. Algo en mí hizo clic y bueno, nada en concreto lo desencadenó. Tenía pensado ir a casa de unos amigos para ensayar una idea que me merodea la cabeza desde hace algún tiempo y casi no voy. Al final, me animo a ir acompañada de mi familiaca que me apoya y allá vamos. Para llegar al lugar que nos proponíamos hay que atravesar un túnel de árboles. Hay varios en esta ciudad y cada uno provoca efectos diferentes en mi organismo. Ese en concreto, es el primero que descubrí y lo que hace es darme un abrazo y un empujón. Es genial tener que pasar por ahí. Además ahora, cargado de hojas, es realmente oscuro, producto de la morera que, aunque injertada, da esa sombra espesa y duradera que tanto me gusta. Total que entre eso y llegar a casa de Juanakis, Isa y Erika, que…

Al encuentro de los otros: con Milena

Imagen
Ante la necesidad de compartir con otras personas, no siempre surge ni el momento ni las ganas del encuentro. Sin embargo, ha sido con Milena con quien he conseguido comenzar lo que considero algo muy provechoso, que básicamente consiste en hacer cosas con otras personas y que espero que continúe. En este caso se trata de un audio para escuchar cuando te plazca, pero recomendamos un momento de tranquilidad. Para ello nuestra propuesta, y ahí entra Milena, comienza con una introducción a una práctica relajada y meditativa por medio de una visualización que se le ha ocurrido. La lectura es de un batiburrillo de poemas de Wislawa Szymborska y Sophia de Mello Breyner Andersen que va un poco dirigido a lo femenino que todas, mujeres y hombres, tenemos en algún lugar.
http://soundcloud.com/viajerapordentro/con-milena-meditacio-n-poe

Estaba haciendo un plato bandeja para aperitivos en cerámica y me salió esto... :-D
Gracias Milena, es un placer.

De narices y otras payasadas

Imagen
Pues estaba yo hablando a través del ordenador con una persona que admiro y quiero mucho por motivos variados, cuando me suelta: “ay fía, así tas guapísima”. Justo en ese momento torcí la cara para mirar al pequeño gran ser que me acompañaba, puesto que pensaba que se refería a ella y oigo: “así noooooooo, claro muller, ties que ponete siempre de cara, que tás munchu más guapina, en las fotos y tó porque vamos ye que tás munchu más guapina”. En ese momento casi salto al ataque. Es mi especialidad eso de enmendar la plana al más pintao, como me decía mi madre. Pero bueno, que no, que paso, que me da la risa y paso de decirle nada. En el fondo pienso: quién me lo va a decir, que tenía que verse ella, que patatín y patatán acompañado de una sensación extraña. ¿Voy a ser yo la única que no tenga perfil bueno? Pues vaya… Pero pensándolo mejor y sin caer en eso de que me da personalidad, sí mi nariz no es lo que me da la personalidad, qué chorrada. Te ponen una nariz y ala, te va guiando en …

Antes del miedo (micromomentos)

Imagen
Raca raca
Raca raca De repente justo antes del miedo entre la sorpresa y el susto todo se detiene Alerta respiración consciente sonido de tus pasos al caminar latidos del corazón movimientos del cuerpo arrítmicos Y de las dos una volver al raca raca o echar a correr Boceto de Laida (eskerrik asko polita!) Gracias Rut.

Alternativa al fúrgol

Imagen
Silencio mientras tanta gente espera el ansiado gool Mi propuesta es salir devastar la ciudad ofrecerle a la luna llena nuestro aullido sin tristeza desde las entrañas liberador alegre renovador desolador Aaaaaauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Detalle de batik mozambiqueño. Autor: Vet

Cuando bajo las persianas

Imagen
Un conocido me decía hace algún tiempo que cuando viajas en alta mar, en un velero que no puedes dejar solo ni de día ni de noche vigilando sus movimientos y lo que se pueda acercar, no hay que mirar porque entonces no ves. Decía que en la amplitud del mar, del horizonte circular, si miras nunca ves. Tienes que estar empantallado como cuando te quedas atrapado en un punto del espacio, y no puedes dejar de mirarlo aunque en realidad no lo veas. Nada ni nadie puede entrar en ese lugar más que el instante, la presencia, una especie de vacío que llega sin saber cómo y se va de repente. Ello suele suceder gracias a la ayuda de alguien que nos informa del hecho, o simplemente por medio de un microespasmo, que nos devuelve al suceder de acontecimientos que constan en el cuaderno de bitácora. Ayer fui a una charla que se proponía realizar un plano de situación del universo, y lo más curioso es que lo consiguiera. Hacer lo abismal accesible, lo impensable creíble y lo monstruosamente grandioso …

¿Se aprende de los errores?

Imagen
A veces pienso que los errores son siempre los mismos, que se repiten una y otra vez con envoltorios diferentes, como si nos trataran de decir cosas y su lenguaje fuera el de los hechos. Como conocidos que nos sorprenden siempre dentro de su reiteración, con su insistencia. Por lo menos, a mí me pasa que me veo en la vida en la misma situación o muy parecida, aunque en contextos y con personajes diferentes. Pienso que si la experiencia no es agradable, enriquecedora o placentera es un error. ¿Pero hasta qué punto sabemos cómo una situación es enriquecedora? Me acuerdo de una por ejemplo, me sentía fatal, vacía, paralizada por no poder continuar por ahí. En mi caso básicamente se reduce a que yo quiero, deseo, ansío algo y este algo no se me es dado, se me niega. Entonces empieza como una pataleta infantil interna que tiende hacia la melancolía, hacia el pasado, hacia lo que pudo haber sido y no fue. Respiro, me calmo, intento superarlo pero al ser inevitable me dejo. Es ahí cuando pue…

LAS DOS ESPAÑAS

Imagen
Ayer por la noche leí este poema de Gil de Biedma:
Media España ocupaba España entera con la vulgaridad, con el desprecio total de que es capaz, frente al vencido, un intratable pueblo de cabreros.
Barcelona y Madrid eran algo humillado. Como una casa sucia, donde la gente es vieja, la ciudad parecía más oscura y los Metros olían a miseria.
Con la luz de atardecer, sobresaltada y triste, se salía a las calles de un invierno poblado de infelices gabardinas a la deriva bajo el viento.
Y pasaban figuras mal vestidas de mujeres, cruzando como sombras, solitarias mujeres adiestradas -viudas, hijas o esposas-
en los modos peores de ganar la vida y suplir a sus hombres. Por la noche, las más hermosas sonreían a los más insolentes de los vencedores.
Inevitablemente me acordé de mi abuela Evelia y de las muchas mujeres que por esa época vivieron en Madrid, Barcelona y en tantos lugares sus historias particulares. La imaginaba exiliada en ese cementerio madrileño, con morriña de algo que ya no existía y que ella lo…

Las reglas del juego o instrucciones para jugar

Imagen
La estación estaba llena de personas porque el autobús iba a salir en breves instantes, pero todavía no había abierto su puerta. Entonces, mientras pensaba si sacar mi móvil y entretenerme dándole al dedo, u observar el espectáculo de ver haciendo eso a todo el mundo, y poder recrearme impunemente como si fuera invisible, me decanté por la segunda opción. Me encantan los momentos de invisibilidad expuesta. Además ese día todo era nuevo, como si nunca hubiera viajado y estaba hasta nerviosa al pensar en coger el autobús. Cuando hago algo que he hecho muchas veces pero que hace tiempo no sucede, me siento como si fuera la primera vez. Muchas veces hago las mismas cosas por primera vez y esa sensación me encanta. Total que andaba yo en eso cuando veo a éste…¿cómo se llama? madre si lo tengo en la punta de la lengua…pero ¿de qué lo conozco?, pues no me puedo acordar pero claro que sé quien es, cuando caiga me va a dar la risa. Disimulo y al subir al autobús, sentada en mi cómodo lugar me …