Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Micromomento: pérdida del control

Imagen
Y cuando me dejo la música me hace el imperativo del abandono, la fuerza del no estar pérdida del control volviéndome mar. Entonces apareces, siento que estás ahí y no sé quién eres; presencia limitante que me hace volver a mi cabeza y controlar lo que me rodea. Menudo plof CATAPLOF
Dibujillo rápido a lápiz

Soy una mala persona pero ¡no pasa nada!, ¡todo está bien!

Imagen
El fuerte olor a cebolla y la congestión que ésta me provoca casi no me dejan respirar. Se entremezclan los mocos y las lágrimas. El lugar que habito es oscuro y denso como el olor que me invade. Hay el suficiente espacio aunque aspiro inconscientemente a ampliar territorio. Yo estoy en el centro y aunque quiera salir no puedo pero mi intención de momento no es salir, permanezco grotescamente inmovilizada. Una especie de cortinones a lo David Lynch me rodean y en cierta forma dejan pasar algo de luz. Percibo unos acordes, unas notas musicales que intentan penetrar pero chochan contra las paredes que me rodean. El hecho de casi escucharlo me permite por un momento observar el exterior. Lo examino como si estuviera en otro planeta y no comprendiera nada. No puedo entenderlo desde este extrañamiento. Además, como cuando estás triste y te ponen música alegre, que no consigues disfrutarla ni por supuesto que te contagie sino que necesitas recrearte en sonidos que simpaticen con tu estado, …

La madera, la luna y la muerte

Imagen
A veces me siento de madera y observo con extrañamiento mis brazos, como si fueran de otra persona y me quisieran decir algo. Se mueven, ¡qué raro un árbol con brazos!. Percibo entonces que mi savia se ve modificada por la luna, cuestión ésta que confirmé gracias a un señor de mi pueblo que se llama Martín. La madera y la luna están estrechamente vinculadas y dependiendo del momento lunar, conviene o no talar para leña cierto tipo de árboles, podar frutales, cortar para talla o carpintería… Todo un mundo vamos. Cuanto más tiempo paso entre los árboles salvajes más me doy cuenta del absurdo de mundo que me he montado en la ciudad, aunque sea una pequeña capital de provincias. Cargada de actividades superficiales y rodeada de supuesta intelectualidad entre tanto ruido, olvido lo que en mi opinión es realmente importante: escucharme. Hay lugares donde no me puedo escuchar y no me conviene pasar demasiado tiempo en ellos. Para cada persona el lugar puede ser diferente y conviene conocer n…

Sobre lo de arriba, lo de abajo y la magia de las palabras

Imagen
Creo que hace muuuuucho tiempo participé en un espectáculo de magia e ilusionismo tumbada sobre una alargada caja con faldas negras, y me partieron en dos. Desde entonces camino por el mundo pareciendo de una sola pieza, pero realmente son dos: una arriba y otra abajo. Como en un chalé, la zona de arriba y la de abajo están comunicadas por un lugar de paso que se estrecha pudiendo ser una escalera, un tobogán o un pasadizo. No hay posibilidad de estar en un lugar arriba y en el otro abajo al mismo tiempo. Parece una enseñanza de barrio sésamo, pero esas cosas simples siempre me han asombrado. A veces estoy arriba, puedo subir al tejado y ver las estrellas y el mundo de por ahí. Otras permanezco abajo y veo el centro de la tierra, siento su calor y la fuerza desgarradora con la que me atrae. Ante esa evidencia me pregunto recurrentemente: ¿podré algún día lograr estar en los dos sitios a la vez? Sé que hay muchas personas que lo consiguen, vamos, que no tienen el embudo. Yo lo tengo má…

Escándalo público

Imagen
Primero sentada mirándola de lejos. Aunque me conmueve hasta cierto punto su olor, su furia y su color, no me invaden. Luego paseando por la orilla, desistiendo de adentrarme hasta que lo hago, y un revolcón de espuma me recuerda que la mar salada me quiere quitar el biquini mientras intento luchar para que no lo haga. Entre que me quite el biquini y la vida me decanto por lo primero. Jugando con espumas y risas me recuerda que estoy viva y que puedo dejar de estarlo. Cierta alerta se dispara cesa la risa la cosa empeora pero ya estoy desnuda, sin preocupaciones banales por el atuendo. Ruedo y me esfuerzo por salir. Gracias mar, ser viva inmensa. De escándalo público nada señor agente textil, ha sido la mar que me lo ha quitado. Playa de Penaronda, donde aproximadamente se sucedieron los acontecimientos anteriormente descritos

Musicando

Imagen
La vida como la música en estructura e improvisación. Si estructura domina anquilosa vida; proceso de molusquización. Improvisación sin estructura caos, o dolor de cabeza. Como decía Oliveirinha el del café lisboeta o carro tem de estar em andamento. Movimiento perpetuo para no oxidar el ancla, navegar, y escuchar el sonido de la melodía que somos
Dedicado a María, con todo mi AMORI