Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

¿niño o niña?

Imagen
Oye, que se te ve guapísima: la cara reluciente, relajada, eso es que es neno. Tienes una barriga grande, hermosa, redonda; eso es que es neno ¿Estás teniendo buen embarazo? claro, eso es porque es neno ¿Sientes cómo se mueve tan pronto? seguro que es neno, esa actividad…
Cara de estupefacción
No sé que tienen los nenos pero mi experiencia es así Además todo el mundo parece que lo desea por lo menos eso es lo que me dicen, menos alguna persona concreta que casi susurrando, en voz muy baja me dice mucho mejor nena
En fin, sociedad supermercado quiero esto quiero lo otro ¡pero que estamos hablando de vidas! sí, de ese milagro maravilloso y además ambos sexos tenemos los dos lados
Luego se extrañan de que nos pasemos la mitad de la vida luchando contra el victimismo que este patriarcado demodé nos propone, ¡es que nacemos justificándonos!
De cualquier forma las dos lo primero que mostraron fue la vulva y olé

Misterioso comportamiento de la hoja de la morera

Imagen
Pensaba que las hojas de los árboles se caían de forma arbitraria, en función de los vientos y aguas de la estación, pero un pequeño detalle me dio que pensar. Solía llamar a aquel lugar el túnel de árboles, por la sombra fuerte e intensa que proporciona la morera. Cuando todos los demás árboles de la ciudad están desnudos, ellas siguen dando sombra. El caso es que esa mañana, el suelo se presentaba completamente lleno de hojas de morera, de todas las hojas de las moreras del túnel. Pensé que sería una estrategia seguida por el ayuntamiento para no torturar a quienes  barren, que en esta época trabajan tanto y les luce tan poco. Venga a recoger hojas y al día siguiente como si nada, otra vez a recoger. Al comentar mi pensamiento con los lugareños, éstos se pronunciaron tajantemente: la hoja de la morera cae con la helada que toca, todas o casi todas a la vez. ¡Cuál fue mi asombro! Todas se solidarizan o se lanzan al vacío juntas, para crear un paisaje por un instante maravilloso. El i…

El corazón y la cabeza

Imagen
Mirar más allá del temblor para darse cuenta de que una vez que te atreves a saltártelo y dejar de estar aferrado a ello, se vislumbran otras oportunidades. Además de ser consciente de lo sencillo que es, claro que a posteriori, porque antes te cagas y sudas y tienes pesadillas, sólo de pensar en bifurcarte por fin hacia donde algo dentro de ti te lo decía y tú siempre insistías en que no era el momento, en que otro día sería, solía aparecer la opción de la inercia que te acababa llevando o al menos se llevaba a una parte de ti. Escúchame mi amor, que no, que no se puede seguir lo que te dice el corazón que eres muy visceral, te falla eso y te lo digo porque te quiero. El corazón y la cabeza, eso sí. Eso sí que sí. Y dale, menudo soniquete con el corazón y la cabeza. Pues ya cansada de eso, de lo de los dos juntitos, de lo de que es porque se me quiere y de sigue por ahí, que te irá mejor. Cansada de todo eso me arranco el corazón y con él en la mano dejo que guíe mis pasos. No sé como irá el corazón d…