Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Aullando desde el útero. Sonidos antropomórficos.

Imagen
Mucho antes de todo, está el principio. Breves instantes de dolor moderado irrumpiendo en la cotidianeidad; al dormir, mientras desayuno, al mirarte a los ojos. Como un espasmo que me dice que algo se está moviendo, algo pasa. Poco a poco la sensación se va haciendo más presente y rítmica. Mantengo el contacto con el mundo exterior; puedo hablar y realizar actividades entre los tiempos. Pronto dejará de ser así, los ritmos se aceleran y la necesidad de descansar ante el aumento de intensidad se hace necesariamente inevitable. Pronto dejaré de recibir para pasar a emitir.
Me cuesta organizar el pensamiento y la razón, poco a poco me va abandonando, se me escapa.
Mamá, papá, te digo y tú me abrazas diciéndome que aquí están.
Bajada profunda hacia el interior. Estoy en el bosque, como lo había soñado. Entregada al acto con el grito grave de la entraña, la mandíbula de par en par y el movimiento ancestral entre lúbrico y acechante. De pie, a cuatro patas, en el agua que tanto gusto y consuelo me da con su reconfor…