Secretos


Casi todo el mundo, cansado de fríos y nieves, desea su final.
El final del invierno.
Como una profecía catastrófica a mí me aterra. 
Me duele que se termine, que la naturaleza despierte y yo, 
ya no me pueda ocultar de ella.  



Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy muy grande

Sobre las puertas y el sexo

Cambio de paradigma